: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!
: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!
: ¡La reforma educativa no pasará!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular
: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!
: Por la educación al servicio del pueblo

Pese a sentencia de la corte, la evaluación magisterial es punitiva

Mucho se ha criticado a los maestros por negarnos a ser evaluados, acusándonos de burros y cuanto calificativo pronuncian las televisoras. Pero pocos saben las razones de esta negativa, porque se ocultan deliberadamente. Parece justo despedir a quien reprueba, excepto si la evaluación está hecha para reprobar, plagada de irregularidades y exámenes llenos de errores. Ejemplo: el criterio para seleccionar a los primeros maestros a evaluarse se desconoce, aunque parece incluir a los disidentes; del 15 de junio al 15 de julio los seleccionados debemos subir a una plataforma virtual evidencias (fotos, imágenes) del trabajo con alumnos, pero hasta el 30 de junio fuimos informados de nuestra fortuna (otros siguen sin ser informados) y fue entonces, cuando el ciclo escolar está por cerrar, que nos enteramos que debimos recabar esas fotos.

Subir las evidencias lleva al menos cuatro horas y deberemos hacerlo cuando y donde podamos, sin importar si disponemos de computadora o Internet; la SEP debe enviarnos un usuario y contraseña para ingresar, y la inmensa mayoría seguimos sin recibirlos. Quienes han intentado subir evidencias afirman que aparece esta leyenda en pantalla: Renuncio a la ley anterior y acepto las condiciones, pero si no aceptan no pueden subir evidencias. ¿Cómo puede ser válida una evaluación con tantas irregularidades, incluido pedir renunciar a nuestros derechos, que dispone despedir o degradar al docente que no la apruebe? En los países con sistemas educativos de calidad en la evaluación es diagnóstica; el docente es enviado a capacitarse en las áreas que sale deficiente para que mejore, y se respeta su derecho humano a la estabilidad laboral, derecho que en México se está violando. Por eso exigimos su cancelación, porque es una evaluación punitiva, una trampa perversa e ilegal, aunque la inepta Suprema Corte diga lo contrario.

Silvia E. Arévalo Gutiérrez, Movimiento Magisterial Jalisciense