: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!
: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular
: ¡La reforma educativa no pasará!
: Por la educación al servicio del pueblo
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!
: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!

La venganza de Carmen Salinas

Un ejemplo de cómo una actriz como Carmen Salinas, encumbrada de legisladora, busca dar ejemplares castigos a quienes osan enfrentarla.
MANUEL FUENTES | OPINIÓN | 2015-09-23 00:00:00
Una desagradable experiencia enfrenta en este momento Luis Simón Montaño, quien fuera cantante y guitarrista de la actriz Carmen Salinas Lozano, ahora flamante diputada, pues la demandó alegando un despido injustificado y su peor error fue ganarle el juicio laboral, porque obtuvo como respuesta fulminante una denuncia penal en su contra por un supuesto fraude procesal que lo mantiene ahora preso en el Reclusorio Norte de la ciudad de México.
Todo inició con una demanda laboral entablada por Luis Simón en contra de Carmen Salinas Lozano, Guillermina Mónica Vallejo Bagader y la empresa Salinas Producciones, alegando haber sido despedido injustificadamente el día 11 de marzo de 2012. El juicio quedó radicado en la Junta Especial número quince de la Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal, quien el 6 de mayo de 2013 emitió laudo condenatorio contra la artista y sus asociados ordenando cubrir los reclamos del cantante y guitarrista para reinstalarlo y pagarle salarios caídos.
Los demandados alegaron a su favor nunca haber existido relación laboral con el cantante ya que la única relación que los unía era por honorarios, de carácter civil y no laboral. Luis Simón aceptó que en ocasiones era obligado a entregar recibos de honorarios, dice en un alegato suyo, que servía para que sus empleadores buscaran eludir el pago de cotizaciones ante el Instituto Mexicano del Seguro Social e impuestos a cubrir.
El cantante y guitarrista afirmó que sus obligaciones estaban sujetas a un horario y subordinación laboral y que eran prestar sus servicios como músico en la obra “La aventurera”, asistir puntualmente a los llamados del coreógrafo director de las obras, cuidar del vestuario y acudir puntualmente a las presentaciones.
Después de un amparo que tramitaran los demandados, el Décimo tribunal Colegiado de Circuito confirmó el 30 de enero de 2014 el laudo condenatorio que resolviera la autoridad laboral en contra de Carmen Salinas y demás codemandados. Éstos decidieron iniciar una denuncia penal en contra de Luis Simón Montaño afirmando que en la fecha del despido alegado por él ante la autoridad laboral era falso ya que en esa fecha Carmen Salinas se encontraba fuera del país, sin embargo ante la autoridad laboral nunca demostraron documentalmente tal aseveración; dicha denuncia quedó radicada bajo el registro A.P.FCH/CUH-2/TI/11506/13-04.
El 19 de enero de 2015 el cantante y guitarrista logró trabar un embargo en contra de un bien inmueble de la actriz por la cantidad de un millón 282 mil 500 pesos, lo que obligó a los demandados a celebrar un convenio el 23 de enero de 2015 ante la Junta de Conciliación y Arbitraje del DF para cumplir con las modalidades del laudo, que para esas fechas ya era cosa juzgada.
En dicho convenio Carmen Salinas se comprometió a ofrecer una disculpa pública en los medios de comunicación, reconociendo a la letra que Luis Simón Montaño es “un buen músico y una persona honorable” y además de comprometerse la actriz, hoy diputada, a través de sus representantes a otorgar el perdón para ya no continuar el proceso penal en contra de Luis Simón.
Semanas después de celebrado el convenio el 5 de marzo de 2015 fue detenido Luis Simón Montaño y consignado ante el Juez Cuadragésimo Tercero Penal del DF, dictándose en su contra un auto de formal prisión que lo mantiene preso hasta la fecha. Él afirma que se trata de una venganza de la actriz como represalia por haber ganado el juicio laboral.
Carmen Salinas y demás codemandados nunca demostraron ante la autoridad laboral hubiera existido una relación por honorarios ni demostrado la inexistencia del despido injustificado y así lo confirmó la autoridad laboral.
La hoy diputada federal argumentó existir imposibilidad jurídica para otorgar el perdón penal a Luis Simón Montaño, por ser el fraude procesal un delito perseguible de oficio, y que por ello no podía atender ningún requerimiento de la autoridad laboral; en todo caso, alegó ella, la reparación del daño es desde cualquier punto de vista de “orden público” por el daño causado a la “sociedad” por estos hechos.
Son estos ejemplos de cómo una actriz como Carmen Salinas, encumbrada de legisladora, busca dar ejemplares castigos a quienes osan enfrentarla. Pero sigue la historia…