: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!
: ¡La reforma educativa no pasará!
: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: Por la educación al servicio del pueblo
: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!

El horario de verano

La imposición del neoliberalismo en el mundo que generó la globalización de los mercados y en específico en 1994 el Tratado de Libre Comercio para América del Norte entre Canadá, Estados Unidos y México imponen al gobierno federal ajustarse a las nuevas formas de integración económica.

La fuerza de las grandes trasnacionales y la instalación en nuestros país de gran cantidad de maquiladoras y el flujo continuo de mercancías obligaron al gobierno mexicano a que sincronizara los tiempos y movimientos a las actividades económicas, flujo de capitales, el manejo de recursos productivos y materias primas para dar cumplimiento al nuevo sistema de producción y circulación mundial de mercancías. Medidas pensadas como políticas económicas para maximización de las ganancias.

Ante esto se impone en 1996 el horario de verano, es obvio que la justificación para el cambio de usos del horario fue el impacto benéfico individual como el cuidado de la energía, intercambios turísticos, aeronáuticos y financieros con nuestros los socios comerciales en el extranjero, así como la conveniencia de disfrutar de luz natural en horas avanzadas de la tarde.

En los hechos a 19 años de la imposición del horario de verano en términos generales el gobierno menciona beneficios sospechosos y confusos como el de ahorro nacional de energía en la cantidad del que consume el estado de Colima en un año, pero el recibo de luz sigue aumentando y la energía como la gasolina y el gas a pesar de la baja en el precio a nivel mundial en México sigue aumentando.

El cambio del horario de verano tiene impactos negativos en los cambios en los horarios de alimentación, el sueño, en la seguridad de las personas sobre todo niños y jóvenes que salen a la escuela temprano por la mañana todavía con oscuridad, la organización familiar, stress y tensiones en la salud, desajuste del reloj biológico, etc.

Con las reformas estructurales neoliberales que el gobierno federal sigue al pie de la letra, sin duda para ellos hay beneficios con el horario de verano, ya que ponen el interés superior de las mercancías por encima del ser humano.