: ¡La reforma educativa no pasará!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular
: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: Por la educación al servicio del pueblo
: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!
: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!
: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!

Presentan iniciativa para la abrogación de la reforma educativa

(A diferencia de la ambigüedad perredista, se van conjuntando fuerzas para la abrogación)

Andrea Becerril y Víctor Ballinas, Periódico La Jornada, Miércoles 7 de septiembre de 2016, p. 5

El coordinador del Partido del Trabajo (PT) en el Senado, Manuel Bartlett, presentó ayer ante el pleno una iniciativa para la abrogación total de la reforma educativa y sus leyes secundarias, debido a que, afirmó, se trata de un proyecto impulsado por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otros organismos internacionales, que vulnera el estado de derecho al impulsar la privatización ya avanzada de la enseñanza.

En tribuna, el legislador resaltó que la reforma educativa no respeta los derechos laborales adquiridos por el magisterio, ni garantiza plenamente los preceptos constitucionales en torno al carácter gratuito, laico y obligatorio de la enseñanza en el país.

El senador Bartlett refirió que la reforma educativa se aprobó violando todos los procedimientos parlamentarios. ‘‘Fue un golpe de Estado’’ para establecer principios contrarios a los constitucionales. Hizo notar que se trata de ‘‘un disparate jurídico’’ que contradice los artículos primero y segundo de la Carta Magna.

Subrayó asimismo que la reforma alteró los sentidos nacionalista, patriótico, democrático y humanista de la educación, al incorporar el principio de corte empresarial para ponerla a disposición del proceso productivo del capitalismo global.

La reforma educativa tiene que ser abrogada, insistió Bartlett Díaz, porque lesiona la obligación del Estado de garantizar educación, no respeta los derechos laborales de los maestros y es contraria a las necesidades de enseñanza en el país.

Ex secretario de Educación Pública, Bartlett Díaz agregó que la reforma educativa promueve la privatización total, ya que los libros de texto, la elaboración de planes y programas de estudio, la construcción de espacios educativos, la formación de maestros y los cursos de recuperación ya están entregados a la iniciativa privada, así como la supuesta consulta para el modelo educativo.