: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular
: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!
: ¡La reforma educativa no pasará!
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!
: Por la educación al servicio del pueblo
: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!

¿Hay fantasmas en Telmex?

Sí existen, andan de un lado a otro poniéndole telarañas a Telmex, para que esa empresa parezca tétrica y vieja.

Dr. Manuel Fuentes Muñiz

Sí existen, andan de un lado a otro poniéndole telarañas a Telmex, para que esa empresa parezca tétrica y vieja. Que las puertas rechinen y se llenen de polvo por todos lados, que no se le dé mantenimiento para aparentar descuido, que ya no se le invierta para que deje de ser atractiva en el mercado. Dejarla morir.

Los fantasmas andan haciendo su labor para que los almacenes tengan un gran desabasto; que los clientes tengan que recurrir a empresas filiales para abastecerse. Hasta los módems que se encontraban en las tiendas de la telefónica mexicana normalmente, los han mandado a tiendas con empresas creadas al vapor y venderlos hasta más baratos, a precios de ganga.

Una empresa que le llaman macronet infinitum ha empezado a contratar personal; hasta se promueve por internet, para hacer labores similares como las que hacen los trabajadores de Telmex. Ya con ese fantasma, que no es tal, están empezando a ocupar los puestos de los jubilados y hasta promueven plazas de trabajo para una empresa que no tenga telarañas, ni sindicatos, ni contratos colectivos.

Que se parta la empresa en dos, como lo pide el Instituto Federal de Telecomunicaciones para que la moderna sea libre de compromisos laborales y sindicales. Ante esta problemática más de 40 mil trabajadores de Telmex decidieron hacer una falta colectiva este martes 5 de septiembre para hacer notar que una empresa no puede destruirse a sí misma. Que la defensa del proyecto es fundamental y que los trabajadores son los mejores aliados en tiempos en los que se quiere abrir el mercado nacional a como dé lugar para destruirlo.

Que las únicas beneficiarias, de propiciarse un conflicto laboral, serán las compañías trasnacionales que quieren no solo tomar los servicios y espacios de Telmex sino lo mejor de sus trabajadores.

No son lejanos los tiempos cuando de puerta en puerta los trabajadores salieron a las calles para defender el proyecto de Telmex, sin embargo, ahora las telefónicas extranjeras se meten sin permiso, de manera grosera, a través de llamadas telefónicas desde el extranjero, para promover sus proyectos. Ellas presionan a través de los bancos, desde sectores financieros para que el gobierno mexicano rompa en pedazos la empresa Teléfonos de México.

Ahora desde los fantasmas que usa Telmex se están creando empresas filiales autónomas que tengan trato directo con los clientes en una nueva modalidad de relaciones de tipo mercantil en las que no haya trabajadores asalariados, sólo contratos de negocios.

Telmex no reconoce la existencia de su nuevo modelo neo laboral, pero se dice interesada en resolver de manera conjunta el problema integral con sus trabajadores, sin embargo, ha retrasado cualquier tipo de negociación. A las autoridades laborales y las de telecomunicaciones extrañamente no les interesa resolver este conflicto, sino agravarlo. Parecen empleados de las empresas trasnacionales.

Son tiempos en los que se quiere destruir fuentes de trabajo y sus contratos colectivos, pero también los de la resistencia digna de sus trabajadores.