: Por la educación al servicio del pueblo
: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: ¡La reforma educativa no pasará!
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!
: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular
: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!

Detengamos la Ley de Seguridad Interior

(Observatorio de los Derechos Humanos de los Pueblos)

Por todos los medios a su alcance, la clase gobernante quiere imponer la ley de seguridad interior, que constituye un grave peligro para los derechos humanos de las y los mexicanos, pues pretende otorgar facultades extraordinarias al Ejecutivo Federal, convirtiendo en permanente el estado de excepción, lo cual es una contradicción en sí misma.

Catorce fueron los temas que deben ser materia de discusión, de acuerdo con el análisis preliminar de Jan Jarab, responsable de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Destaca entre ellos la ambigüedad de los conceptos utilizados por quien presentó la iniciativa y por los diputados que la aprobaron ya. Y también el exceso de atribuciones a las fuerzas armadas, que podrán actuar conforme a su arbitrio y no de acuerdo a las normas protectoras de las prerrogativas de las personas.

El debate que desató la propuesta de ley ha sido muy amplio. La desautorizan la Comisión Interamericana (CIDH) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Y del lado de la sociedad, puede afirmarse que existe una práctica unanimidad en su rechazo. Y es que existe un elevado riesgo de militarizar la vida del país si se legalizan prácticas conculcatorias de las normas protectoras de los derechos humanos.

Para el Observatorio de los Derechos Humanos de los Pueblos es un asunto de enorme relevancia, pues se formaliza la criminalización de la protesta social, de modo que si se aprobara dicha ley, sería lícito que la autoridad reprimiera la manifestación social. Los funcionarios de Naciones Unidas y de la CIDH encargados del tema de la libertad de expresión, hicieron pública su preocupación porque también este derecho podría resultar afectado, con la consiguiente afectación a una garantía esencial para la convivencia humana. Y esto es sumamente peligroso si tenemos en cuenta que el año próximo habrá elecciones presidenciales y que hay enormes posibilidades de triunfo de la oposición al régimen.

Aun cuando por órdenes del Ejecutivo se retrasó la aprobación de la ley, para escuchar otros puntos de vista, esto no debe resultar en una simulación, Los puntos de vista que se expresen deben ser atendidos, para desechar la iniciativa oficial. De otro modo, la comunidad que se ocupa del tema quedaría burlada, como en anteriores ocasiones.

LLAMAMOS AL PUEBLO DE MÉXICO A MANTENERSE ATENTO A LAS POSICIONES DE CORTE FASCISTA, PARA EVITAR QUE MÉXICO CAIGA EN EL ABISMO A LA QUE LA EMPUJAN LOS NEOLIBERALES EN EL PODER.

Adolfo Pérez Esquivel, Stella Calloni, Camilo González Posso, Piedad Córdoba, Daniela González, Enrique González Ruiz, Carlos Fazio, Samuel Hernández, Eduardo Correa, Eduardo García, James Patrick, Anahit Aronian, Rodolfo Machaca, Gioconda Gutiérrez, Franklin Columba, Ana Andrés, Manuel González, Gerardo Romero, Héctor Orlando, Jamal Juma, Antonio Castro y 389 firmas.