: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!
: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!
: ¡La reforma educativa no pasará!
: Por la educación al servicio del pueblo
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!

Programa Alimentación Sana

INTRODUCCIÓN

Existe el Derecho de todos los pueblos a los alimentos nutritivos culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo, sin embargo la pérdida de la soberanía agroalimentaria por nuestro país impuesta por el imperialismo gringo y aceptada de forma obediente y servil por el gobierno y oligarquía mexicana, nos condujo a nuevos patrones de consumo y a una crisis alimentaria y de salud pública de terribles consecuencias.

 

Es en las comunidades indígenas donde se registran menores estragos de esta invasión gastronómica, sin embargo la completa apertura comercial que a nivel de agrotóxicos, de importación de alimentos y de producción de transgénicos, incluido ahora el maíz, perfila la extensión alarmante de las pandemias: obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, problemas del riñón e hígado. Las causales de esta crisis son las formas neoliberales de producir los alimentos teniendo como lógica la ganancia; se produce con carnes con clembuterol y hormonas; se usan grasas industriales y minerales de forma ilegal para producir alimentos procesados (panes, frituras, dulces, quesos, cereales); se utiliza la glucosa de maíz o fructosa para dulces y refrescos, colorantes como el rojo 40 y amarillo 5 altamente cancerígenos, el aspartame que es una neurotoxina; prolifera la venta y consumo de comida chatarra plagada de conservadores como el ácido benzoico y sodio; igualmente se expanden como plaga los transgénicos como en múltiples alimentos elaborados con soya, maíz y canola.

Descargar documento completo