: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!
: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!
: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: ¡La reforma educativa no pasará!
: Por la educación al servicio del pueblo
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular

48 Aniversario luctuoso de Ernesto guevara de la Serna “Che”

Médico de profesión, revolucionario internacionalista de convicción, representa un ejemplo permanente de pensamiento y de acción hacia la construcción de un modelo de civilización de nuevo tipo, como lo demuestra en diversos momentos de su vida, reivindicando una tradición de lucha revolucionaria que diera comienzo con el proceso independentista de las naciones latinoamericanas. No dio cabida a prejuicios chovinistas exhibidos por algunos seudo revolucionarios para quienes la revolución es un proceso a desarrollarse fronteras adentro de sus países, sin llegar a comprender a cabalidad la dimensión de la lucha anticapitalista y antiimperialista al lado de todos los demás pueblos del planeta.

Su visión internacionalista de la revolución le llevó a dejar Cuba, donde pudo quedarse con su familia y ejercer funciones importantes de gobierno. Decidió incorporarse a las luchas que combatían el colonialismo en África, incluso, tuvo la idea de unirse a la lucha guerrillera en Venezuela, teniendo que esperar su momento para ir a Bolivia y, desde allí, crear las condiciones necesarias para que nuestra América insurgiera en masa contra el imperialismo en un contexto generalizado de lucha antiimperialista, cuyos símbolos más resaltantes entonces eran Vietnam y Cuba, enfrentados en una guerra asimétrica contra el poderío militar y económico de Washington.

Demostró sus dotes como teórico original del socialismo revolucionario, para poder contar con las herramientas ideológicas adecuadas tanto a la realidad cubana como internacional, que sirvieran para orientar lo propio en otras latitudes a fin de destruir el orden imperante de explotación y alienación creado por el sistema capitalista hegemónico. Esto lo condujo a teorizar sobre el hombre y la mujer nuevos, dejando a la posteridad un conjunto de reflexiones fundamentales para emprender la transición hacia el socialismo.

Reunía esa doble característica de ser hombre de ideas profundas, la de ser hombre de acción y las virtudes de un revolucionario: hombre íntegro a carta cabal, hombre de honradez suprema, de sinceridad absoluta, hombre de vida estoica y espartana, hombre a quien prácticamente en su conducta no se le puede encontrar una sola mancha. Constituyó, por sus virtudes, lo que puede llamarse un verdadero modelo de revolucionario”.

Para el Che Guevara, la conciencia revolucionaria mediante el trabajo voluntario, sin remuneración material alguna, como es habitual bajo la lógica del capitalismo, era un modo apropiado de formar y elevar la conciencia socialista de los revolucionarios y convertirla en fuerza vital para alcanzar los cambios estructurales que debiera impulsar y consolidar la Revolución en todo momento. 

Su legado revolucionario conserva toda una vigencia plena, fuera de todo dogma que pretenda limitarlo y siempre abierto a las nuevas generaciones de revolucionarios a profundizar en sus enseñanzas para la construcción definitiva y verdadera de la revolución socialista.

“Hasta la victoria siempre” Che