: ¡Retiro de las ordenes de aprehensión contra todo el magisterio nacional!
: Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular
: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!
: ¡Exigimos al gobierno de Puebla deje de perseguir a los luchadores sociales!
: ¡La reforma educativa no pasará!
: ¡Alto a los ceses ilegales de maestros en todo el país por su lucha en defensa de la educación pública y de los derechos laborales!
: ¡Alto a la represión física y administrativa contra el magisterio nacional!
: Por la educación al servicio del pueblo
: ¡Desde la soberanía del pueblo, declaramos: la abolición de la reforma educativa!
: ¡Todos los trabajadores a tirar la letal reforma educativa y a defender la educación pública, gratuita y popular!

La tercera evaluación

Dr. Manuel Fuentes Muñiz

Este 26 de febrero se cumplen cinco años de la implementación de la contrarreforma educativa implementada por este gobierno federal, la que ha significado un grave retroceso de la educación en nuestro país. En esa fecha se publicaron las modificaciones a los artículos 3º y 73 de la Constitución Política que en su artículo sexto transitorio tuvo por derogadas todas aquellas disposiciones que contravinieran esas reformas. Con ello acabaron con todo rastro de derechos laborales para los maestros y maestras terminando con sus derechos individuales y colectivos de estabilidad en el empleo y bilateralidad.

De ser un pilar de una educación pública basada en su gratuidad, con este régimen peñista, se cargó a los padres de familia en muchas comunidades del país, la manutención de las escuelas en sus servicios básicos como agua, energía eléctrica, teléfono, limpieza, material didáctico y hasta mantenimiento de inmuebles. El gobierno federal, con esta contrarreforma, se ha desentendido de sus obligaciones que tiene en la Constitución, las ha ignorado y solo ha hecho mención de ellas, en los discursos y ahora en este proceso electoral.

Se atreven a decir los pregoneros gubernamentales que esta contrarreforma educativa ha sido el mayor logro de este gobierno. Que los niños y jóvenes están agradecidos con este proyecto gubernamental de las reformas estructurales, pero ¿de qué país hablan?

Exámenes al vapor

Esa, su contrarreforma educativa se ha basado en la realización de exámenes de evaluación al vapor, sin el menor respeto a los derechos de los docentes en el país. El gobierno federal ha pisoteado la propia Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD), sin respetar los plazos mínimos para que el docente atienda las evaluaciones de manera responsable.

El artículo 68 de la LGSPD ha sido letra muerta. Dice esta disposición que el maestro debe conocer: Cuando se comunica al docente que ha sido seleccionado para estar presente en las evaluaciones, no le entregan los materiales de apoyo y solo recibe amenazas como respuesta ante el reclamo de que se cumplan con las obligaciones gubernamentales.

No se ha respetado la especialidad de cada mentor para evaluarlo. Los exámenes han abarcado todas las materias sin tener el cuidado de una capacitación previa y sin considerar las áreas de trabajo alejadas, "...el contexto regional y sociocultural".

Por parte del gobierno se sigue cometiendo el atropello de notificarles por correo electrónico sin respetarles las formalidades legales de tomar su consentimiento de aceptar esta vía ni cerciorarse que se hayan enterado de manera fehaciente del contenido de la notificación.

A pesar de estas violaciones, el gobierno federal, con el apoyo de gobernadores incondicionales, ha despedido a casi un millar de docentes, los cuales enfrentan juicios laborales tortuosos que se retardan intencionalmente por las autoridades laborales.

Muchos otros que han aceptado las evaluaciones de manera desigual, se han enfrentado con dictámenes que los consideran "no idóneos". Ahora en este 2018 se enfrentarán a una tercera evaluación sin que el gobierno les haya designado un tutor ni aportado los cursos para atender este tercer periodo.

De no resultar "idóneos" por tercera ocasión, dice el octavo transitorio de la LGSPD, serán separados de la función pública y serán readscritos "para continuar en otras tareas dentro de dicho servicio..." conforme lo determinen las autoridades educativas, o se les "ofrecerá" incorporarse a los programas de retiro "que se autoricen".

A los "no idóneos", además de discriminarlos con ese mote, no se les han respetado sus derechos mínimos de capacitación en materias de las que habitualmente no ejercen y en este proceso se está en el umbral de una crisis en la que se pretenderá responsabilizar únicamente a los maestros.

Ahora que la reforma educativa está en la palestra electoral ¿quién votará en favor de esta? ¿Alguien sabe dónde está? ¿Cuáles son sus resultados?